boba.es.

boba.es.

Un suceso surrealista: encontrar un cohete espacial en tu jardín

Como experto en humor, no puedo evitar reírme ante la idea de encontrar un cohete espacial en mi jardín. Pero, ¿qué pasaría si realmente sucediera? ¿Cómo reaccionaría? ¿A quién llamaría?

El descubrimiento

Siempre he tenido un pequeño jardín en mi casa, y en una hermosa mañana de sábado, salí para admirar mis flores y césped bien cortado. Pero en lugar de las típicas vistas verdes y coloridas, lo que descubrí fue completamente surrealista.

Un cohete espacial gigante había aterrizado en mi jardín, y no sabía cómo había llegado allí. Me quedé con la boca abierta, pensando que quizás había sido una broma de algún vecino, o que estaba soñando. Pero al acercarme, me di cuenta de que era real.

La reacción

Desde el principio, lo único que podía hacer era reírme. La situación era tan inesperada y absurda que no podía dejar de reír. Sin embargo, después de unos minutos de risa, me di cuenta de que debía hacer algo.

Quería subir al cohete y explorar, pero también sabía que no era seguro. Después de todo, no estaba entrenado para algo así. Entonces, decidí llamar a la policía y reportar el evento. Pero cuando llamé, nadie parecía creerme.

El misterio

Mientras esperaba a que llegara la policía, mi mente comenzó a divagar. ¿De dónde venía el cohete? ¿Quiénes eran los ocupantes? ¿Cómo habían aterrizado allí y por qué?

En realidad, nunca supe las respuestas. Las autoridades llegaron, y con ellos, un equipo de expertos espaciales que comenzaron a investigar el cohete y el jardín. Pero, al final, no pudieron encontrar ninguna respuesta, y el cohete fue llevado bajo custodia policial.

El humor

En retrospectiva, la situación fue completamente ridícula y divertida. Y de hecho, se convirtió en un tema de conversación recurrente en mi vecindario durante meses e incluso años después.

Por supuesto, agradezco que nada serio haya sucedido, y siempre seguiré encontrando humor en el hecho de que un cohete espacial aterrizó en mi jardín.

  • Lección aprendida: nunca dejes de tener sentido del humor, incluso en situaciones surrealistas como esta.
  • Otro consejo: si encuentras un cohete espacial en tu jardín, llama a las autoridades en lugar de intentar explorar por tu cuenta.

En conclusión, aunque nunca supe las respuestas a mi experiencia surrealista, siempre tendré la memoria y la risa que me dió.