boba.es.

boba.es.

¿Por qué los caníbales no se comen a los comediantes? ¡Porque dan risa!

¿Por qué los caníbales no se comen a los comediantes? ¡Porque dan risa!

¿Por qué los caníbales no se comen a los comediantes? ¡Porque dan risa!

Hablemos de por qué los caníbales no se comen a los comediantes. Los caníbales se alimentan de la carne de otros seres humanos porque les gusta su sabor y/o porque creen que consumirlos les da poderes sobrenaturales. Sin embargo, aunque el humor puede ser un tipo de alimento para el alma, no es algo que atraiga el apetito de un caníbal.

La risa es una reacción natural a algo que nos hace sentir felices, divertidos, contentos o sorprendidos. Los comediantes son expertos en provocar esa reacción, a través de chistes ingeniosos, situaciones cómicas o simplemente su propia personalidad. La risa no tiene ningún componente nutricional, así que no es algo que los caníbales necesiten para sobrevivir.

Aunque se suele decir que la risa es el mejor remedio contra el mal humor, no creemos que alguien elija comer a un comediante en lugar de su alimento habitual simplemente porque está de mal humor. De hecho, probablemente el mal humor sería una razón para evitar el consumo de carne, ya que se sabe que el estrés y la ansiedad pueden afectar la calidad de la carne.

Pero, por otro lado, aunque los caníbales no disfrutan del humor como lo hacemos los seres humanos, es posible que algunos tengan cierta apreciación por el entretenimiento en general. Esto es especialmente cierto en sociedades donde los rituales y la música son muy importantes, como los pueblos indígenas de América, África o Australia. En estos casos, los caníbales pueden ser más propensos a respetar a los artistas locales y tratarlos con cierto grado de admiración.

En cualquier caso, lo que realmente hace que los comediantes sean seguros de no ser comidos por caníbales es su capacidad para hacer reír a la gente. La risa es una expresión de felicidad y satisfacción, y nadie que se sienta feliz y satisfecho querría comerse a otra persona. Los comediantes son muy buenos en lo que hacen, y la gente que los ve o los escucha se ríe con ellos. Por esa razón, no hay razón para temer que los caníbales los vean como alimento.

Conclusión

Aunque los caníbales no valoran el humor, hay muchas razones para respetar a los comediantes. Como profetas del risueño, pueden alejar las nubes oscuras del mal humor y traer la luz a nuestras vidas. Si bien pueden no ser tan importantes para los caníbales como lo son para nosotros, aún son personas a las que debemos respetar y proteger. Así que la próxima vez que veas a un comediante en el escenario, recuerda que no solo estás viendo a alguien que te hace reír, sino también a alguien que está haciendo de nuestro mundo un lugar un poco más feliz.