boba.es.

boba.es.

Las diferentes fases del crush: cómo la obsesión se vuelve indiferencia

Las diferentes fases del crush: cómo la obsesión se vuelve indiferencia

Introducción

El crush es ese sentimiento que nos hace sentir enamorado/a, aunque a veces puede ser confuso detectar las diferentes etapas por las que pasamos cuando estamos experimentando un crush. En este artículo vamos a profundizar en las diferentes fases del crush, cómo se desarrollan y por qué a veces pasamos de la obsesión a la indiferencia.

Fase 1: La atracción

La primera fase del crush es la atracción. Normalmente, algo en la otra persona nos llama la atención, ya sea su apariencia física, su personalidad o su risa contagiosa. No necesariamente tenemos que conocer a la otra persona para experimentar esta fase, pero a veces puede ser el resultado de una relación de amistad preexistente. En esta fase, estamos en un estado de idealización de la otra persona. Nos sentimos atraídos por lo que nos parece atractivo, pero no necesariamente conocemos sus defectos o sus verdaderos sentimientos. Podemos fantasear sobre estar con esa persona, pero no necesariamente estamos enamorados.

Fase 2: La obsesión

La segunda fase del crush es la obsesión. Esta fase ocurre cuando ya nos hemos fijado en la otra persona y comenzamos a pensar en ella todo el tiempo. Nos sentimos eufóricos al pensar en la posibilidad de estar juntos. Cada pequeña señal o gesto de la otra persona lo interpretamos como una señal de que también están interesados en nosotros. En esta fase, nos sentimos como si estuviéramos en una montaña rusa emocional. Podemos sentirnos felices, pero también muy tristes si pensamos que la otra persona no siente lo mismo por nosotros. Es importante recordar que esta fase puede ser muy intensa, pero no necesariamente es duradera.

Fase 3: La decepción

La tercera fase del crush es la decepción. En esta fase, comenzamos a ver los defectos y las limitaciones de la otra persona. Nos damos cuenta de que la persona que idealizábamos en la fase de atracción no es perfecta y que tiene sus propios problemas y defectos. La decepción puede ser muy dolorosa, ya que nos hacemos a la idea de que estar con esta persona sería la solución a nuestros problemas. Pero cuando caemos de la nube del enamoramiento, nos damos cuenta de que las cosas no siempre son como las idealizamos.

Fase 4: La indiferencia

Finalmente, llegamos a la fase de la indiferencia. En esta fase, ya no sentimos que la otra persona sea la solución a nuestros problemas, ni nos obsesionamos con ella. Podemos pensar en la otra persona con cierta nostalgia o afecto, pero ya no sentimos la misma intensidad de antes. En esta fase, es importante recordar que no es necesario que nos sintamos mal por haber pasado por las fases anteriores. El crush es parte de la vida y es normal que pasemos por diferentes etapas emocionales. Si bien puede ser difícil superar nuestro crush, lo importante es recordar que las cosas cambian y que podemos enamorarnos de nuevo.

En resumen

En conclusión, el crush es un sentimiento complejo que consta de varias etapas. Desde la atracción hasta la obsesión, la decepción y la indiferencia, todas estas fases nos hacen experimentar emociones intensas. Es importante recordar que no hay un patrón único para todos los crushes y que cada uno es diferente. En lugar de preocuparnos por encontrar una solución para nuestro crush o tratar de controlar nuestros sentimientos, lo mejor es simplemente permitirnos experimentar todas las fases y aprender de ellas. El amor no siempre es fácil, pero lo más importante es que nos enseña a conocernos mejor y a descubrir qué es lo que realmente queremos en una relación.