¡Las 20 Güevonadas más inútiles que puedes hacer en tu tiempo libre!

Introducción

¿Qué haces cuando tienes tiempo libre en tus manos? Algunos aprovechan el momento para hacer cosas útiles o relajantes, mientras que otros deciden ser creativos y hacer algo que les apasiona. Pero hay un grupo de personas que decide hacer cosas completamente inútiles y, en algunos casos, incluso absurdas. Aquí te presento las 20 güevonadas más inútiles que puedes hacer en tu tiempo libre.

Güevonada #1: Contar el número de veces que parpadeas en un minuto

Sí, lo sé, es una actividad completamente inútil, pero no puedes negar que es curioso. Para llevar a cabo esta güevonada, simplemente cuenta cuántas veces parpadeas en un minuto y compáralo con la cantidad de parpadeos que deberías hacer. ¿Te sientes un poco más sabio ahora?

Güevonada #2: Intentar lamer tu codo

Por alguna razón, la mayoría de la gente no puede lamerse el codo. Pero, si tienes tiempo libre en tus manos, ¿por qué no intentarlo? Simplemente extiende tu brazo y trata de alcanzar tu codo con la lengua. No te preocupes si no funciona, nadie más puede hacerlo.

Güevonada #3: Hacer una torre con palillos de dientes

Esta es una clásica güevonada. Consigue un paquete de palillos de dientes y comienza a construir la torre más alta que puedas. Si eres realmente ambicioso, intenta construir un puente o un arco con los palillos.

Güevonada #4: Tratar de doblar una hoja de papel más de 7 veces

¿Has oído alguna vez que no se puede doblar una hoja de papel más de 7 veces? Bueno, es probablemente cierto, pero eso no te impide intentarlo. Consigue una hoja de papel y ve doblando poco a poco hasta que no puedas hacerlo más. ¿Cuántas veces lograste doblarla?

Güevonada #5: Ver cuánto tiempo puedes sostener la respiración

Esta es una actividad un poco más peligrosa, así que hazlo con precaución. Respira profundamente y luego contén la respiración. Cronometra cuánto tiempo puedes mantenerla antes de tener que exhalar.

Güevonada #6: Leer el diccionario

¿Alguna vez has querido expandir tu vocabulario? Bueno, no hay mejor manera que leer el diccionario. Si tienes mucho tiempo libre, intenta leer todo el diccionario. Al menos, aprenderás palabras nuevas y curiosas.

Güevonada #7: Tratar de equilibrar una cuchara en tu nariz

Esta es otra güevonada clásica. Consigue una cuchara y trata de equilibrarla en tu nariz. Es más difícil de lo que piensas, pero si lo logras, puedes impresionar a tus amigos.

Güevonada #8: Hacer una lista de todos los objetos azules que encuentres

Esta actividad es más sencilla y podría ser útil si necesitas entrenar tu capacidad de observación. Busca todos los objetos que sean de color azul y haz una lista de ellos. Puede que te sorprendas de la cantidad de objetos azules que hay a tu alrededor.

Güevonada #9: Intentar imitar el acento de alguien más

¿Eres bueno imitando acentos? Bueno, es hora de poner a prueba tus habilidades. Elige un acento que te guste y trata de imitarlo lo mejor que puedas. Si tienes éxito, podrías tener una nueva habilidad para impresionar a tus amigos.

Güevonada #10: Hacer una escultura con mantequilla

Esta güevonada puede parecer extraña, pero puede ser una actividad divertida si tienes una gran cantidad de mantequilla en tu nevera. Simplemente saca la mantequilla y comienza a esculpir cualquier figura que se te ocurra.

Güevonada #11: Cantar todas las canciones de Disney de memoria

¿Eres fanático de las películas de Disney? Bueno, ¿qué mejor forma de demostrarlo que cantando todas las canciones de memoria? Si tienes tanto tiempo libre, es hora de que pongas a prueba tus habilidades de canto y memorización.

Güevonada #12: Intentar hacer malabarismos con naranjas

Todos hemos intentado hacer malabarismos con algo alguna vez en nuestra vida. Si quieres ser un poco diferente, intenta hacer malabarismos con naranjas. Son redondas y de un tamaño manejable, por lo que pueden ser una buena opción para principiantes.

Güevonada #13: Tratar de escribir con la otra mano

¿Eres diestro? Bueno, es hora de probar tus habilidades con la mano izquierda. Intente escribir un texto con la otra mano y verás lo difícil que es. Si tienes éxito, puedes tener una nueva habilidad que impresionar a tus amigos.

Güevonada #14: Hacer una recopilación de los momentos más chistosos de tu vida

Esta es una actividad un poco más sentimental. Tómate un tiempo para recordar los momentos más divertidos de tu vida y escribirlos en un diario o en una hoja de papel. Cuando te sientas triste o aburrido, puedes leerlos y recordar los buenos momentos.

Güevonada #15: Hacer un juego de dominoes con monedas

¿No tienes un juego de dominoes en casa? No hay problema, puedes hacer uno con monedas. Simplemente pega varias monedas juntas y dibuja los puntos para hacer las fichas. Luego, juega como lo harías con un juego normal de dominoes.

Güevonada #16: Hacer una competencia de hacer ruidos extraños con la boca

¿Eres bueno haciendo sonidos extraños con la boca? Reúne a tus amigos y haz una competencia de quién puede hacer los sonidos más extraños. Esta es una actividad tonta pero divertida que seguramente te sacará algunas risas.

Güevonada #17: Intentar tocarte la nariz con la lengua

Esta es otra güevonada clásica. ¿Puedes tocarte la nariz con la lengua? Si no lo has intentado antes, inténtalo ahora. Puede que seas uno de los pocos afortunados que puedan hacerlo.

Güevonada #18: Hacer una lista de todas las personas famosas que llevan tu mismo nombre

Si tienes un nombre poco común, esta actividad puede ser especialmente divertida. Busca en internet y haz una lista de todas las personas famosas que comparten tu nombre. Puede ser una buena conversación si algún día te encuentras con alguien que comparte tu mismo nombre.

Güevonada #19: Intentar hacer una limonada con limones enteros

¿Alguna vez has visto a alguien hacer limonada con limones enteros? Bueno, es hora de que lo intentes. Simplemente corta los extremos del limón y tratalo como cualquier otro limón a la hora de hacer limonada.

Güevonada #20: Aprender el alfabeto al revés

¿Te sabes el alfabeto? ¡Genial! Pero, ¿te lo sabes al revés? Si tienes tiempo libre en tus manos, intenta memorizar el alfabeto al revés. Puede que nunca lo uses, pero al menos sabrás que puedes hacerlo.

Conclusión

Hacer güevonadas en tu tiempo libre puede parecer una pérdida de tiempo, pero a veces necesitamos hacer algo tonto para relajarnos y divertirnos. Estas 20 güevonadas pueden parecer absurdas, pero no puedes negar que son divertidas. Así que, la próxima vez que tengas tiempo libre en tus manos, haz una de estas actividades y diviértete un poco.