La broma de las arañas de juguete

La broma de las arañas de juguete

¿Tienes un amigo o familiar que tenga un miedo atroz a las arañas? Si es así, esta broma te encantará. La idea es utilizar unas arañas de juguete para jugarle un buen susto a alguien que le tenga pavor a los insectos (aunque como todos sabemos, las arañas no son insectos, pero no nos vamos a poner técnicos). Esta broma es especialmente divertida para utilizar durante la noche de Halloween o en cualquier ocasión en la que quieras asustar a alguien.

Paso 1: conseguir las arañas de juguete

Lo primero que necesitas para llevar a cabo esta broma son unas arañas de juguete. Puedes conseguir estas arañas en cualquier tienda de disfraces o de juguetes. También puedes comprarlas por internet, a través de tiendas online.

Asegúrate de elegir arañas de juguete que sean realistas y que tengan patas largas y peludas. Cuanto más realistas sean las arañas, más efectiva será la broma.

Paso 2: preparar el escenario

El siguiente paso es preparar el escenario donde vas a llevar a cabo la broma. Elige una habitación o un lugar en el que sepas que la persona que quieres asustar va a pasar un buen rato. También puedes elegir un lugar en el que la persona no se espere que aparezca una araña, como puede ser el interior de un coche, por ejemplo.

Coloca las arañas de juguete en el lugar donde quieras que aparezcan. Puedes colocarlas en una almohada, en el interior de un zapato, en un cajón, o incluso en la comida. Trata de ser ingenioso y de elegir lugares en los que la persona no se espere encontrar una araña.

Paso 3: jugar la broma

Una vez que tengas todo preparado, es hora de jugar la broma. Espera a que la persona entre en la habitación o en el lugar donde has preparado la broma y espera a que se fije en las arañas. Cuando la persona se acerque a ellas, tírale una araña encima o mézclala con la comida.

Prepárate para una reacción de miedo de la persona. Probablemente la persona grite o salte de miedo al ver la araña. ¡Pero no te preocupes! Después de unos segundos de susto, se dará cuenta de que la araña es falsa y se reirá de la broma contigo.

Paso 4: repetir la broma

Si la broma ha tenido éxito, es muy probable que quieras volver a jugarla en el futuro. Asegúrate de esconder las arañas de juguete en lugares diferentes cada vez para que la persona no sepa donde esperarlas.

Es importante recordar que esta broma es solo para uso en buen humor. Si la persona que quieres asustar tiene un verdadero miedo a las arañas, es mejor que te abstengas de jugarle esta broma.

Conclusión

La broma de las arañas de juguete es una broma clásica que siempre hace reír. Si tienes un amigo o familiar que tenga miedo a las arañas, definitivamente debes probar esta broma. Recuerda, la clave para que la broma tenga éxito es elegir arañas de juguete realistas y esconderlas en lugares estratégicos. ¡Diviértete!