boba.es.

boba.es.

¡Increíble y ridículo, todo en uno!

¡Increíble y ridículo, todo en uno!

Ser un experto en humor es como ser un músico de jazz, se necesita habilidad, timing y sobre todo, conocer a tu audiencia. El humor es una forma de arte en la que cada uno de nosotros puede encontrar algo que lo haga reír, algo que lo haga sentir feliz por un momento. Y, en un mundo lleno de noticias deprimentes y situaciones traumáticas, el humor es una de las pocas herramientas que tenemos para mantener la cordura.

Desde el slapstick hasta el sarcasmo, el humor es una forma de contar una historia de una manera que mantenga a la gente interesada. Y, como cualquier arte, hay maestros y hay aficionados. Algunos comediantes son capaces de hacer que te rías con una sola mirada, mientras que otros necesitan varios minutos de explicación para llegar a un chiste. Pero, sin importar cuál sea tu estilo de humor preferido, no puedes negar que estamos rodeados de cosas increíbles y ridículas al mismo tiempo.

Por ejemplo, ¿alguna vez has oído hablar del deporte de lanzamiento de maletas? Sí, como lo oyes, hay un deporte en el que los competidores lanzan maletas a través de un campo de juego. Y si te parece estúpido, espera a escuchar sobre la carrera de bebés que se celebra en Nueva Orleans cada año. Sí, se trata de una carrera en la que los padres corren con sus hijos en posiciones de gateo, y la multitud se vuelve loca.

Pero, ¿por qué nos gustan estas cosas ridículas? Tal vez porque, en el fondo, somos todos un poco ridículos. Todos hemos hecho cosas de las que nos arrepentimos, o hemos tenido momentos en los que hemos querido enmascarar nuestro dolor con una risa nerviosa. El humor es una forma de escapismo, una manera de estar conscientes de lo absurdo del mundo y de reírse de ello.

Y en un mundo en el que podemos conectar con cualquier persona en cualquier parte del mundo en cuestión de segundos, el humor se ha convertido en un lenguaje universal. Hay comedias de televisión provenientes de Brasil, de Europa del Este, de Australia, y todos tienen algo que ofrecer. Es como si el humor fuera la moneda de cambio de nuestra cultura global.

Pero ser un experto en humor no significa sólo conocer las últimas comedias de la televisión o los chistes más recientes. Significa también tener la capacidad de hacer reír a la gente en situaciones cotidianas. Es ver una oportunidad de hacer una broma en una conversación aburrida o de hacer reír a un extraño en el metro. Y es saber que, a pesar de lo difícil que puede ser la vida en ocasiones, siempre hay algo de lo que reírse.

Así que, si algo te parece increíblemente estúpido, tómalo con humor. Si algo te parece indignante, encuentra el lado ridículo de la situación. Y si alguna vez te encuentras con un experto en humor, pregúntale cuál es su broma favorita. Estoy segura de que te hará reír.