Experimentos tontos que puedes hacer en casa

¿Quién dijo que la ciencia es aburrida?

La ciencia puede ser divertida y emocionante, incluso cuando se trata de experimentos tontos que puedes hacer en casa. ¿Por qué conformarse con simplemente cocinar, ver televisión o jugar videojuegos en tu tiempo libre cuando puedes realizar experimentos geniales que te sorprenderán y te harán reír? Aquí te presentamos algunos de los experimentos tontos más divertidos que puedes hacer en casa:

1. Hacer slime casero

Slime es una de las cosas más divertidas para jugar, ¡y es muy fácil de hacer en casa! Solo necesitas pegamento líquido, bórax y agua. Comienza mezclando una taza de pegamento líquido con una taza de agua en un recipiente. Añade media cucharada de bórax disuelto en media taza de agua y mezcla hasta que el slime comience a formarse. Saca la pelota de slime del recipiente y amásala con tus manos. ¡Ahora estás listo para jugar!

2. Hacer una erupción de volcanes

Este experimento es tan sencillo que incluso los niños pueden hacerlo. Necesitarás bicarbonato de sodio, vinagre, un plato y una taza. Llena el plato con bicarbonato de sodio. Agrega unas gotas de colorante alimenticio para que se vea más impresionante. Vierte el vinagre en la taza y agrega unas gotas de colorante alimenticio si lo deseas. Luego, vierte el vinagre en el plato y observa cómo se produce una erupción química. ¡Es espectacular!

3. Hacer un globo que se infla solo

¿Quieres impresionar a tus amigos con un truco de ciencia tonto? Todo lo que necesitas es un globo, una botella de plástico vacía, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio. En primer lugar, vierte vinagre en la botella de plástico hasta que esté aproximadamente una cuarta parte llena. A continuación, añade dos cucharadas de bicarbonato de sodio al globo. Luego, coloca la abertura del globo sobre la boca de la botella de plástico. Asegúrate de que esté bien asegurado alrededor del cuello de la botella. Finalmente, inclina el globo para que el bicarbonato de sodio caiga dentro del vinagre. Verás que el globo comienza a inflarse por sí solo. ¡Es un experimento tonto, pero muy divertido!

4. Crea un tornado en una botella

Este experimento es muy simple, pero es impresionante. Solo necesitas una botella de plástico con tapa, agua y un poco de lavavajillas. Llena la botella con agua hasta un tercio de su capacidad. Agrega dos cucharadas de lavavajillas. Luego, agita la botella para crear un vórtice en el agua. Gira la botella en un movimiento circular y colócala sobre una superficie plana. Verás cómo el tornado se forma en la botella. ¡Es fascinante!

5. Explorar la flotabilidad de un huevo

¿Alguna vez te has preguntado cómo flotan los huevos en el agua? ¡Este experimento tonto te ayudará a responder esa pregunta! Llena un vaso con agua y sal. Mezcla hasta que la sal se disuelva completamente. Luego, coloca un huevo en el vaso. ¿Flota o se hunde? Agrega más sal al agua y vuelve a probar el experimento. ¿Qué pasa ahora? En resumen, estos experimentos tontos son la prueba perfecta de que la ciencia no tiene por qué ser aburrida. Con solo unos pocos objetos cotidianos, puedes hacer una serie de experimentos que te dejarán asombrado. ¡Así que diviértete y sigue experimentando!
  • Slime casero
  • Erupción de volcanes
  • Globo que se infla solo
  • Crea un tornado en una botella
  • Explorar la flotabilidad de un huevo