Afilar los tenedores para hacer un truco de magia

Introducción

Si estás exhausto de los típicos trucos de magia, te complace escuchar que nosotros también. En lugar de eso, queremos presentarte un truco de magia que seguramente dejará a todos tus amigos boquiabiertos. De lo que se trata es de afilar los tenedores para luego hacer un truco de magia. ¿Parece poco convincente? Sigue leyendo.

Los tenedores afilados

Lo primero que debes hacer para este truco de magia es afilar los tenedores. Sí, has leído correctamente. Afilar los tenedores les dará un aspecto más peligroso y, por lo tanto, impresionante. Pero, ¿cómo puedes afilarlos sin dejar tus dedos hechos polvo? La solución: un pedazo de jabón. Sí, lo has leído bien de nuevo. Frota el jabón en las puntas de los tenedores. De esta forma, la superficie del tenedor se suaviza y puede afilarse más fácilmente. Usa una lima de metal pequeña para afilar las puntas. Repite este proceso hasta que las puntas estén lo suficientemente afiladas para hacer que tus amigos se sientan incómodos.

El truco

Una vez que tengas los tenedores afilados, estás listo para hacer el truco. Pídele a uno de tus amigos que elija un número entre 1 y 10. Luego, le das a tu amigo el mazo de tenedores afilados y le pides que te entregue la misma cantidad de tenedores según el número que eligió. Después de que tenga la cantidad necesaria de tenedores en sus manos, te pide que le acerques un tenedor afilado. Tú haces lo que te pide, pero sostienes el tenedor de una forma muy específica. Agarra el tenedor en el centro del mango, dejando las puntas colgando sobre tu mano. Ahora, toma una serie de pasos hacia atrás de tu amigo y cierra los ojos. Tu amigo es el encargado de lanzar los tenedores directamente hacia ti. Pero ten en cuenta: algunos de los tenedores son afilados, otros no. Cuando los tenedores estén en el aire, ábrete de piernas y deja que los tenedores pasen por debajo de ti. Después de que hayan pasado, abre los ojos y revela que no solo has evitado los tenedores afilados, sino que también has agarrado los otros tenedores que te lanzó tu amigo sin esfuerzo. ¡Ta-dá!

Conclusión

Esperamos que, después de leer este artículo, sientas la necesidad de afilar tus tenedores y hacer este truco de magia para tus amigos. Este truco no solo es entretenido sino también impresionante. ¡Recorta ese boleto para convertirte en el héroe de la noche en cualquier fiesta!